FAMILIA | ADULTOS FIRMES Y AMOROSOS

Colombia debe dejar de lado las relaciones familiares de temor para transformarlas en relaciones de respeto

Muchos colombianos fuimos criados con prácticas de premios, castigos, golpes, comparaciones y descalificaciones. Para Red PaPaz es común recoger entre padres y madres la pregunta: si no es con castigo, ¿entonces cómo?. Conversando sobre el tema con Juana Morales, una psicóloga experta, dice “parece que las personas borran de su mente la consecuencia lógica y la reparación del daño causado, que es más pedagógico y aporta al proceso de enseñar la autorregulación a niñas y niños”.


Red PaPaz considera necesario que mediante una Ley de la República, el Congreso rechace de manera contundente el castigo físico y humillante. Hay amplia evidencia de las negativas consecuencias para el cerebro y para la vida de niñas y niños del castigo físico (así no sea severo) y de las humillaciones. Por esto es importante cambiar esta práctica, contar con una ley para apalancar este cambio y brindar herramientas a TODOS los adultos para que sepamos ser adultos firmes y amorosos.

Las prácticas de crianza deben estar a tono con la protección de los derechos de niñas, niños y adolescentes; recordemos que el país tuvo que recurrir a prohibir el uso de pólvora en las celebraciones de las familia colombiana, gracias a importantes campañas de sensibilización, hoy la sanción es social de familiares, vecinos y amigos. Si bien los esfuerzos comunicativos de las entidades territoriales aún son necesarios en algunos momentos, ya se puede decir que se ha gestado un cambio cultural.

La propuesta que ha hecho Red PaPaz a este proyecto de Ley es que incluya un gran componente de pedagogía, empezando con padres, madres y cuidadores, con un claro “no se puede” que necesariamente vaya acompañado de contenidos y campañas para transmitir lo que “sí se puede”; esto para generar la necesaria transformación de prácticas violentas y descalificadoras en unas prácticas positivas, como los son la disciplina positiva (o disciplina con amor, disciplina consciente, crianza respetuosa, etc.), el privilegio del juego en la infancia y el acompañar a los menores de 18 años en los diferentes entornos (incluido el digital). Esta crianza respetuosa permite que madres, padres y cuidadores comuniquemos de manera clara las expectativas, reglas y límites a hijas e hijos, fomentando una relación mutuamente respetuosa, además, nos ayuda a enseñarles cortesía, no-violencia, empatía, amor propio, respeto por los derechos humanos; aspectos que no son posibles, o se dificultan cuando se usa el castigo físico y humillante como la forma de disciplinar.


Este es un proyecto de ley que beneficia a todos: ganan las familias, serán más armónicas; gana el Estado, cumple con su obligación de garantizar la protección de derechos de niñas, niños y adolescentes; y ganan niñas, niños y adolescentes, tendrán una infancia feliz y serán mejores personas. 

Apoye este proyecto de Ley firmando acá: https://entretodos.redpapaz.org/es/movilizaciones/noalcastigofisico

Por: Carolina Piñeros Ospina

Directora Ejecutiva de Red PaPaz

Deja tu Comentario

Your email address will not be published.