EN TIERRA | AIR PARKING

Por cuenta de la pandemia los parqueaderos y los cementerios de aviones están a reventar, pese a que los fabricantes Airbus y Boeing redujeron su producción casi a la mitad. Varias aerolíneas gastan más de dos meses tratando de encontrarles sitio a sus aviones, alguno de los cuales, como el Boeing 777-300, tienen una longitud de 74 metros y una envergadura de 60.  Si cuesta trabajo aparcar uno, imagine hacerlo con los 950 que tiene American Airlines.

La Federal Aviation Administration (FAA) de Estados Unidos informaba hace unos días de que el número de vuelos comerciales que operan en Estados Unidos ha bajado un 71%. Ahora, en el mundo se calcula en 24.000 el parque aeronáutico comercial, de los cuales solo se encuentran operativos ahora una tercera parte.

La gran mayoría requiere de condiciones especiales para su estacionamiento. Ya no se trata solamente del enorme espacio que ocupan los aviones sino del cuidado y mantenimiento que demandan, en operaciones como esta en la que se prevé que los aviones se aparcan durante meses, dichas aeronaves entran en una especie de “coma”, en el cual se vacían de todos los líquidos y se sellan puertas y motores. Ese servicio no lo presta un aeropuerto cualquiera sino una especializado en estas tareas.

Otra de las razones que explican el boom de los air parkings es su bajo costo, comparado con lo que cobra un aeropuerto internacional cualquiera por mantener un enorme avión aparcado en algunas de sus plataformas o calles de rodaje. Tener, por ejemplo, un A380 aparcado un día en el aeropuerto de Manchester cuesta 4.500 euros por día, mientras que en un parqueadero de aviones puede costar unos 150. Esto es lo que cobra el parqueadero, otra cosa son los gastos de mantenimiento que debe hacérsele al avión, por ejemplo, las llantas no pueden permanecer mucho tiempo en una posición fija y hay que inyectarle y sacarles aceites y gasolina para que no se oxiden los tanques.

Además del costo, el segundo aspecto importante es la media de precipitaciones anuales, la cual es muy baja en las zonas desérticas y esto favorece mucho evitar la corrosión de los metales. Todo esto ha hecho que gran cantidad de aviones hayan hecho un último vuelo hacia Teruel, en España. Desde el inicio del confinamiento se comenzaron a detectar vuelos de diversas aerolíneas que tenían como único objetivo utilizar las instalaciones de dicho aeropuerto para poder estacionarlos allí mientras dure la crisis.

Inaugurado en 2013 como aeropuerto para operaciones de mantenimiento, este complejo se ha convertido en un balón de oxígeno para muchas aerolíneas que han podido utilizar esos servicios para aparcar sus aviones allí, y entre ellos, nueve gigantescos Airbus 380, el avión de pasajeros más grande del mundo.

La otra gran ventaja de los aeródromos en los desiertos es el muy bajo precio del terreno para el desarrollo de estos proyectos, lo que permite el gigantesco tamaño de sus áreas de estacionamiento para aeronaves. No pocas veces terminan convirtiéndose también en cementerio de aviones por el elevado costo de volver a ponerlas a punto para volar.

Algunas de las instalaciones más populares se encuentran en vastas zonas llanas o desiertos áridos de países como España, Estados Unidos y Australia. El desierto de Mojave, en California, y Marana, en Arizona, los parqueaderos de Victorville y Pittsburgh son ejemplos de estas instalaciones en Estados Unidos. Igual los hay en Atacama, Chile, que prestan el servicio a aerolíneas suramericanas.

Los lotes de aeronaves son inmensos, el mes pasado tan solo British Airways paralizó 31 Boeing 747; a su vez, todos los Boeing 737Max de todas las aerolíneas están en tierra por los problemas de seguridad encontrados. Por fortuna la aeronavegación parece lentamente reactivarse y pronto esos enormes parqueaderos que por tantos meses reguardaron tantos miles de millones de dólares en aviones volverán a su vocación original de ser desierto y nada más.

Los aviones de Delta Airlines tienen reservado un buen espacio en el aeródromo de Victorville, California, además de otros parqueaderos en Arizona y Nuevo México.

American Airlines tiene aviones estacionados en varios aeropuertos parqueaderos en sitio especiales en USA, Australia, Europa y Brasil.

Deja tu Comentario

Your email address will not be published.