ACTUALIDAD | ERRORES EN RED

La 2da temporada de la serie You, de Netflix, es bien aleccionadora sobre los errores que no debemos cometer en nuestras redes sociales. La historia de la serie versa sobre un hombre obsesionado por una mujer que se aprovecha de la inexperiencia de la joven para utilizar en su contra toda la información que ella inocentemente ha publicado.

Son cinco los errores garrafales que no debemos cometer.


El primero error

Es publicar fotos mostrando nuestras huellas digitales, como habitualmente lo hacen quienes aparecen haciendo el símbolo de la paz , cosa que es común en muchas partes del mundo. Según el Instituto Nacional de Informática de Japón (NIII, por sus siglas el inglés), mostrar a la cámara la parte interna de los dedos índice y corazón les facilita a los criminales cibernéticos robarnos nuestra identidad.

Las nuevas tecnologías permiten ampliar las imágenes y llegar a escanear gráficamente las huellas dactilares, especialmente si los dedos están “expuestos a una fuerte iluminación”. Una vez escaneadas, las huellas quedan listas para su reproducción indiscriminada, cosa que cualquiera puede hacer.

Segundo Error

informar adonde iremos de vacaciones, lo que entraña varios riesgos, como el de avisar a posibles asaltantes sobre donde estaremos, a la vez que con ello estamos anunciando que dejaremos nuestra casa vacía por un tiempo, a merced de los ladrones.

En 2018 en Reino Unido, cerca del 22% de los encuestados admitió que les habían robado su vivienda mientras estaban de vacaciones. Todos los participantes habían publicado las fotos de sus días libres en las redes sociales. De hecho, algunas compañías de seguros pueden negar el pago del seguro en caso de robo si hemos mostrado en redes sociales lo bien que la pasamos en la playa. Consideran que, de alguna manera, somos corresponsables del robo por hacer pública nuestra ausencia.

También es un error publicar fotos del tiquete del vuelo en que viajaremos porque de él se pueden extraer los datos que hemos compartido con la aerolínea y hasta del número de la tarjeta de crédito con la que hicimos la compra.

Tercer error

Es quizás el más común de todos, y es el de compartir nuestra fecha de cumpleaños. Los expertos en seguridad informática sostienen que para que alguien nos robe la identidad y cometa fraudes en nuestro nombre, en muchos países solo basta con tener nuestro nombre, dirección y fecha de nacimiento. Es común que nos feliciten por el cumpleaños a través de las redes sociales, y que incluyan el dato de cuántos años cumplimos, lo que informa nuestra fecha de nacimiento, que es una parte crucial de la identificación, ya que es el único dato que nunca cambia. Y una vez que se publica en línea, queda disponible para siempre.

Cuarto error

Dar el # del teléfono personal. Esto es abrir la puerta a varias amenazas a nuestra privacidad y seguridad personal. Si hemos realizado pagos en línea, un hacker experto podría obtener la información de la tarjeta de crédito simplemente teniendo el número. Los expertos recomiendan tener un número profesional que se pueda compartir.

Quinto error

Es publicar fotos de nuestros hijos pequeños y cualquier tipo de información sobre su vida. A esto se le conoce como sharenting –  un término que se forma de combinar share (compartir) con parenting (paternidad) – y consiste en poner en redes las primeras sonrisas, palabras, pasos… y cada una de las anécdotas de los más pequeños en Facebook, Instagram y otras redes sociales. Según la compañía de servicios financieros Barclays, el sharenting facilita que en el futuro les cometan estafas por internet.

Deja tu Comentario

Your email address will not be published.