LO DE HOY | GORDIBUENAS Y FOFISANOS

Por: Analía Llorente

El idioma español, seguramente como los demás, tiene sus palabras bien especiales para tratar a hombres y mujeres en un tema particular como el de su apariencia física.

El término “gordibuena” empieza a usarse con la intención de tratar de hacer sentir bien consigo mismas a las que están pasaditas de kilos pero conservan ese atractivo eterno que pueden ser su sonrisa o su mirada. Sin embargo, desde el ciberfeminismo, la palabra es muy atacada porque al final no deja de ser otra imposición, otro canon de belleza.

La “gordibuena” no es una gorda cualquiera, es una gorda que tiene que cumplir también unos estrictos cánones de belleza. Tiene que ser guapa, tener unas determinadas formas, estar maquillada, ir a la moda, etc. Dentro de las gordas es un determinado tipo de gorda. No todas las gordas son “gordibuenas”.

También está la crítica porque si existe la “gordibuena”, entonces tiene que haber una “gordimala”. Al final acaba siendo un término sexista, misógino porque de nuevo estás diciendo: “Te dejo que seas gorda, pero si eres guapa, joven, te maquillas, te cuidas, etc.”

Hay otros términos que llaman la atención pero con respecto a los hombres. “Fofisano” es el hombre gordito, con barriga cervecera, como se dice. El hombre que es delgado, pero que tiene panza. En redes sociales lo definen como el cuerpo de un padre, un hombre casado y que no hace deporte.

Ese terminó se impone luego de que el actor Leonardo DiCaprio subiò una foto a las redes y se le ve un poco de panza. A partir de ahí, se empieza a hablar sobre eso. Pero muchas mujeres que empiezan a opinar que les parece muy sexy y tierno.

Es muy curiosa la diferencia que hay a la hora de insultar a un hombre y a una mujer ante una foto de ese tipo.  Cualquier mujer famosa que suba una foto y que se le vea un poco de celulitis u otra cosa recibe comentarios de gorda, golfa, ponte a dieta, una serie de insultos tremendos, por parte de hombres y de mujeres.

Las redes sociales favorecen los insultos, por el anonimato. También pasa que tanto hombres como mujeres insultan más a quienes creen más débiles y en general, socialmente, se considera a la mujer más débil que al hombre. Por lo tanto, las mujeres suelen insultar más a las mujeres que a los hombres.

Verdaderamente es curioso esto de la tiranía del aspecto físico al que estamos sometidas a las mujeres. “Kilos de más” es una expresión que llama muchísimo la atención. Es como si las mujeres tuviéramos que entrar en una especie de molde, entonces si no cabemos, pues hay que recortarlos. Es lo que te sobra para encajar en este molde simbólico que alguien inventó. Vale la pena explicar que el canon de belleza es algo cultural y cambiante, que ahora lo mueve el dinero.

En Europa, en los años 1940 y 1950, el ideal de mujer era gordita porque era la posguerra y si estabas delgada quería decir que no comías bien, que no tenías dinero. En la actualidad, están de moda las mujeres delgadas, pero con mucho pecho. Así, una mujer excesivamente delgada está obligada a pasar por una operación estética, porque una talla 34 no tiene pecho nunca, no tiene grasa en ninguna parte. Esta tiranía de estar bien estéticamente tiene mucho dinero detrás.

Los hombres hace apenas unas décadas no se preocupaban del aspecto físico porque en nuestra cultura se lo podía considerar homosexual, entonces no se arreglaban.

Sin embargo, se inventó la palabra “metrosexual” para poder tener una figura que fuera un hombre macho sobre el que nadie tuviera ninguna duda acerca de su heterosexualidad, pero que al mismo tiempo invirtiera dinero en mechas, en depilarse, etc. y arrastrara a seguidores que lo imitaran y contribuyeran económicamente con la industria de la belleza.

¿Es el idioma español machista o discriminador? ¿Ambos? Yo creo que la lengua es un instrumento y se puede usar bien o mal.

Nosotros tenemos una lengua increíble. Tenemos casi 600 millones de personas que hablan español. Somos la segunda lengua de comunicación en el mundo después del inglés.  Es la tercera lengua más hablada, porque la que más se habla es el chino, pero el chino no es lengua de comunicación, solamente se habla en China.

Entonces tenemos una lengua con una riqueza enorme que nos posibilita decir y contar las cosas de muchas maneras distintas.

*Tomado de BBCNews Mundo

Deja tu Comentario

Your email address will not be published.